lunes, 28 de enero de 2013

Tamales y Dieta

Foto: myrecipes.com
El 2 de Febrero los mexicanos tenemos la exquisita tradición de festejar El Día de la Candelaria comiendo tamales y bebiendo atole.

Los tamales se preparan básicamente con masa o harina de maíz y –generalmente- algún tipo de relleno, éste puede ser carne, camarón, frijol, vegetales o simplemente salsa. México cuenta con una  gran variedad de preparaciones de este platillo, cada región y estado tiene ciertos tipos de tamales, por su envoltura, por su tamaño, por sus ingredientes o por su relleno, se calcula que existen hasta 5,000 variedades distintas.

Hablar sobre las propiedades nutrimentales de un tamal resulta complicado, dependen del tipo de masa y grasa que se utiliza, la carne que se selecciona y el modo de preparación (algunas personas los comen fritos), por lo tanto puede existir mucha diferencia de información entre una y otra receta.

Basándome en el Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes:
Tamal (200g)
Kilocalorías
Grasa
Carne
510
30g
Elote
430
21g
Frijol
515
36g
Queso con rajas
520
36g
Rojo o verde
515
32g

Si estás en dieta de adelgazamiento y se te cruzan los tamales
  • Considéralo como un plato principal, no como guarnición.
  • Di no a la Guajolota (torta de tamal).
  • Si el tamal en grande, come sólo la mitad.
  • Prefiere los de relleno vegetal.
  • Acompáñalo con café negro en lugar de atole.
  • Disfrútalo y cómelo sin remordimiento.

El resto del día
  • Evita los alimentos grasosos y ricos en harinas refinadas.
  • Procura incluir en tu alimentación del día leguminosas (frijoles, habas, lentejas), carnes magras (sin grasas), frutas y verduras.
  • Elige fruta fresca como postre.
  • Bebe suficiente agua natural (al menos 2L.) durante todo el día.
  • Realiza un poco más de actividad física.

Considera que si bien no existen alimentos que por si solos “engordan”, sí existen alimentos que contienen más energía (kilocalorías) y grasa que otros, y son este tipo de alimentos lo que debemos evitar cuándo se está en régimen para perder peso.

Que no se te haga costumbre romper el régimen, continúa con una alimentación equilibrada al siguiente día de la tamaliza y recuerda que “Somos lo que comemos vs. lo que gastamos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada